jueves, 30 de diciembre de 2010

Piedra a piedra. Hernán Vargascarreño. Premio Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2010. .... Edición digital NTC ...

-
Portal-blog complementario a NTC ... Nos Topamos Con ... .
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.
.
-
Piedra a piedra
Hernán Vargascarreño
Premio Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2010
Edición impresa, Noviembre 2010. 62 páginas. ISBN 978-958-99287-4-5
Ediciones Exilio, Bogotá, Santa Marta, Colombia. poetasalexilio@gmail.com
VERSIÓN DIGITAL
NTC …, Diciembre 30, 2010
.
EL LIBRO.

Carátula. ISBN 978-958-99287-4-5

.

El poeta Hernán Vargascarreño.
Fotografía: Sylvia Sanló
.

Contracarátula. (Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí).
-
Piedra a piedra recibió en el año 2010 el
Premio Nacional de Poesía José Manuel Arango,
otorgado por el Instituto de Cultura de El Carmen
de Viboral, población natal del poeta J. M. Arango.
El jurado estuvo conformado por los escritores
Armando Ibarra Racines, Marcel Valencia Valencia
y Luis Germán Sierra Jaramillo.

.
VERSIÓN DIGITAL pdf.

*** Formato Google Docs:
Piedra_a_piedra_Hernan_Vargascarreno_nov_2010.pdf
https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B-ABjQmYGMXbOTI1NjA5ZTQtMDRhOC00MjFjLWE1MDMtY2NmYjk2ODUwOTJm&hl=en

*** Formatos ISSUU
http://issuu.com/ntcgra/docs/piedra_a_piedra_hernan_vargascarreno_nov_2010 - http://issuu.com/ntcgra/docs/piedra_a_piedra_hernan_vargascarreno_nov_2010?mode=a_p

*** Formato Scribd: http://www.scribd.com/doc/46094088

.

Los poemas de la presente edición pueden ser difundidos por cualquier medio siempre y cuando sea sin ánimo de lucro y señalando tanto el nombre del autor como el título del libro.

EL PREMIO
.

INFORMACIÓN Y DETALLES DEL CONCURSO, DEL PREMIO Y DEL POETA

"PIEDRA A PIEDRA" de HERNÁN VARGASCARREÑO. Premio Nacional de Poesía José Manuel Arango, 2010. , http://ntcpoesia.blogspot.com/2010_06_14_archive.html

-

La poesía de Hernán Vargascarreño
acertar en un blanco que sea el poema

Por Harold Alvarado Tenorio
www.haroldalvaradotenorio.com , asdfghjkl.123456@arquitrave.com .

Cartagena, Enero 28, 2011. Texto presentado y leído en la presentación del libro en dicha ciudad.

Como se sabe, desde la aparición de las vanguardias nuestra época ha usado de la sintaxis del cinematógrafo para crear los correlatos imaginarios que las tensiones, entre realidad y deseo, otros tiempos resolvieron con la ayuda de metros y rimas. Pero entre nosotros los ejercicios poéticos han estado dominados desde el nadaísmo y sus continuadores, por un lenguaje y unas sintaxis repetidoras de modelos difuntos. Los jóvenes sin educación se han acogido a esos lenguajes y sujetos. Parece como si viviéramos un retorno a hacer del poema una de las manchas de la psicología experimental de Hermann Rorschach, cuando el paciente ve una tinta china y sólo lee lo que desea ver. No importan las recuperaciones o invenciones del individuo sino el ofrecimiento al público de las glosolalias, desarticuladas exploraciones combinatorias, rosarios de metáforas y neologismos, sin sonido ni músicas que no alcanzan ni la nada, esa "otra cara de la existencia" que buscaba Huidobro. Un lenguaje sin correspondencias, sin referentes a la realidad o a la invención, expresión del naufragio de la vida que padecemos.

Es muy poco, en verdad, lo que sé de la vida, digamos poética, de Hernán Vargascarreño, y aun cuando he leído en alguno que otro de sus libros anteriores, es en este donde mejor he demorado mi atención por motivos que expondré más adelante.

Vargascarreño cree haberse deslumbrado con la poesía ya bien entrado en años, luego de leer en unas traducciones, quizás de José Manuel Arango, de la solitaria de Amherst, la señora Dickinson. Más que haber buscado la musa, Vargascarreño fue invadido por ella, mudándole, como acontece desde el origen del mundo, en uno de sus médiums, más que en su beneficiario. Un elegido de los dioses, que dirían en las culturas del mundo arcaico. Por eso, a diferencia de muchos de los poetas actuales, Vargascarreño carece de un sistema de composición y no practica la poesía como fábrica sino como estremecimiento. Todas esas virtudes y defectos circulan por Piedra a piedra.

Un libro que explora cuatro estancias, momentos y alucinaciones que padece el poeta: la mar como signo de vida, los trenes como raíles del destino, la palabra como instrumento de penetración en el mundo y cincel que talla la belleza y la muerte, enigma de la existencia.

Aun cuando desconozco si Vargascarreño ha frecuentado directamente las tesis de pensadores como Confucio y los taoístas Lao Zi o Zhuang Zi, que encarnan dos de las principales tendencias de la poesía china, enfatizando uno en las responsabilidades del individuo con sus allegados y compañeros de trabajo [decir la palabra correcta en cada caso es rectificar el camino errado] [ming jiao] y los otros, resaltando la naturaleza y espontaneidad con que debemos actuar en este mundo de acuerdo con las leyes eternas del cosmos [zi ran], clasicismo y romanticismo, Apolo y Dioniso concurren en Piedra a piedra con un alarde y tesón por acertar en un blanco que sea el poema.

La sección primera de Piedra a piedra, Visiones marinas, es un doble homenaje al puerto de Santa Marta, donde viviera Vargascarreño varios lustros, y a Héctor Rojas Herazo, a quien cita. Pero ni la una ni el otro son retratados o reseñados en sus poemas. Se trata aquí de un viaje interior al encuentro con los más ligeros eventos de ese paso por las costas de la mar y los barrios del puerto, con sus jóvenes mulatos desfilando entre la sofocación y el jolgorio de las noches. Como si la voz que celebra la vida pasada fuese un viejo recaudador de impuestos para los patronos del algodón y no el joven disoluto e insaciable que sucumbe ante la luz y los lances del paisaje.

10

OLVIDEMOS la bahía dormitando
bajo la noche del universo
sin ciudad,
sin parroquianos,
sin nosotros.

Tallemos a la distancia
las dichas repetidas
de su mar verde-azulado.
Abandonémosla bajo su propio espectro
soñándose en un punto del orbe y
sacudiendo ante sus aguas
los pájaros, ramajes y delirios
bajo el designio de los dioses inclementes.
Alguna crueldad ha de ocultar tanta dicha
si llevamos la bahía en nuestro viaje.
Y aunque lejos
-como un espejo del olvido-
se vislumbre ahora el mar de mis pupilas,
su angustia sigue rugiendo profunda
en el abismo de mis noches.

La sección Trenes nacionales es un ejercicio oriental cuyo modelo parece ser algún o algunos poemas de Álvaro Mutis o el recuerdo de El Guardagujas de Juan José Arreola. Aquí vuelve Vargascarreño a incurrir en una memorable practica china: manosear tanto el modelo hasta hacerlo desaparecer en otro ser. El otro, el mismo.

2
Se sabe también de los trenes que regresan entre neblinas, en religioso mutismo, antes del amanecer. Leves, invaden con su larga sombra la estación, y allí se instalan en absoluto silencio, como respirando alivio a su memoria de tantas rutas ya vejadas. Apenas clareando, huyen con su esperpento sin rumbo conocido, pero antes borran su jornada de toda memoria humana para no atreverse siquiera a humillar la vida.

10
Para todos puede haber un tren destinado en su justo momento. Ya se acerca uno conocido para ti. Asómate a la ventana y apréstate para su paso. Observa su estela tenebrosa y no le temas a su estruendoso silencio ni a su gélida vaharada. Busca en sus ventanillas tus rostros familiares –ellos te reconocerán– y lánzales tu desolado y breve saludo. Mañana serás el pasajero del eterno itinerario anhelando el más leve descanso en cualquier estación del olvido.

En el siguiente capítulo Vargascarreño encara el dilema de usar de signos que ni son la cosa o el acto y por abuso, engaño o deterioro, deben ser rectificados como quiso Confucio. Lo que ya no significa debe ser corregido o borrado. Piedra a piedra, palabra a palabra, es también un cumplido a Rafael Cadenas, y sin duda a José Saramago para quien "vivimos en el paraíso de la palabra inútil y la imagen que no sirve, un mundo donde la audiencia es venerada en todos los altares y el sistema ha convertido en cómplices a sus propias víctimas”. Para el silencioso Cadenas “pasamos por alto que las palabras son intentos de representación no la realidad misma. Olvidamos lo inaccesible de lo representado, sobre todo cuando el objeto no es un objeto sino un intangible, un sentimiento”.

10

Se puede cosechar una palabra
como un buen rencor.
Es posible que la palabra reloj se mueva,
pero su tiempo es inmóvil.
Hay algo indescifrable en la palabra enigma,
pero una vez resuelto,
el enigma es más profundo.
Todos gritan una sola palabra al unísono,
pero cada uno, míseramente,
reclama lo suyo.
Un misterio no develado
yace en la palabra misterio.
Cuando descubrimos
la desolación del hombre,
comprobamos lo animales que somos
de mudas y estériles palabras.
Piedra a piedra,
palabra a palabra
hemos levantado
las más oprobiosas ignominias.
Piedra a piedra,
palabra a palabra,
también las hemos sabido
derrumbar.

Y así hasta el fin. Vargascarreño sabe que nada llevaremos al Hades, a los Campos Elíseos o al Tártaro, y es bien inútil contratar a Caronte para un viaje como ese. Mejor, parece decir el poeta de Zapatoca, hacer el viaje que proponía Lezama Lima entre la sala del comedor y el retrete, recorriendo mentalmente la vida.

Vuelvo al inicio de mi viaje.
Regreso al final de todo hombre
sabiéndome soñado.
Me despojo de esta máscara que tanto talla
y me ajusto al rostro apacible de la Nada.
Pero mañana fue un día,
hace años…
Ya no recuerdo cuándo.

Harold Alvarado Tenorio
www.haroldalvaradotenorio.com
asdfghjkl.123456@arquitrave.com

-----

Actualizó : NTC … / gra. Dic. 30, 2010. 10:24 PM. Feb. 17, 2011. 6:10 AM

++++++




miércoles, 22 de diciembre de 2010

En lo alto del instante. Armando Orozco Tovar. Un libro por centavos No. 65. Diciembre 2010.

-
Portal-blog complementario a NTC ... Nos Topamos Con ... .
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.

-
"En lo alto del instante"
Armando Orozco Tovar
Colección "Un libro por centavos"
http://picasaweb.google.com/ntcgra/UnLibroPorCentavosColeccionDePoesiaUniversidadExternado#

No. 65. Diciembre 2010.

Universidad Externado de Colombia y revista El Malpensante

EL LIBRO.

Próximamente la edición virtual de libro completo en:http://portal.uexternado.edu.co/irj/portal/anonymous?guest_user=deccult&NavigationTarget=navurl://d95772461798d87183669b8b73d66645 . A la fecha, Dic. 22, 2010, 9:12 AM, en la página solo aparecen hasta el No. 58. Han prometido actualizarla. -

Muchachas de Murindó por Armando Orozco Tovar, 2009, aguadas, 0.50 x 0.35 mts.
----
EL POETA


Bogotá 1943. Licenciado en Periodismo de la Universidad de La Habana donde ganó premios y menciones en poesía, y en el 83 en la Universidad Central de Bogotá. Redactor de Radio Habana Cuba. Ha editado Asumir el Tiempo, Las cosas en su sitio, Eso es todo, En lo alto del instante, Para llamar a las sombras, Visiones, Del sonámbulo imaginado y Radar del azar. Ha escrito crónicas, ensayos y artículos periodísticos. Fue director de la Casa de la Cultura de Soacha (Cund.). Figura entre los poetas reseñados por Poetry Internacional donde fue traducido al inglés y otros idiomas. Durante veinticinco años dictó clases en diversas universidades de Bogotá y realizó talleres de poesía y cuento en la Casa de Poesía Silva y en la Universidad Externado de Colombia. Ha expuesto plumillas en tinta china y acrílicos en La Habana y Bogotá.
-

CONTRACARÁTULA DEL LIBRO
.

Texto del poeta Luis Vidales ( http://ntcblog.blogspot.com/2006_03_02_archive.html ). ( 1 , 2, ...)
-
.
EL POETA, AUTORETRATO
Fuente: http://www.mamut.net/Trapiche/subdet14.htm
.
.
EL POETA EN LA PIW, Poetry International Web
(Click sobre la imagen para ampliarla y hacerla legible. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí).
http://colombia.poetryinternationalweb.org/piw_cms/cms/cms_module/index.php?obj_id=13914&x=1
-
Asuntos relacionados con el Poeta. Enlaces (Poemas)

* http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/Revista/ultimas_ediciones/81_82/orozco.html

* http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/Revista/ultimas_ediciones/57_58/orozco.html .

http://www.arquitrave.com/cattleya/poetas/armando_orozco.html

Manuel Cepeda Vargas:UN MANUAL DE DIGNIDAD
-

http://www.mamut.net/Trapiche/subdet14.htm

http://www.mamut.net/Trapiche/orozco-autoretrato-shoppet-net.jpg TÍTULO:AUTORETRATO DEL PINTOR /ACRÍLICO CON ESPÁTULA SOBRE LIENZO / TAMAÑO 65X30 CM.
-

http://www.mamut.net/Trapiche/subdet14.htm * . LAS MUCHACHAS DE MURINDÓ/AGUADA(s) SOBRE PAPEL ACUARELA /TAMAÑO 50X35 CMS. (2009). * Allí otras obras.
-
El Malpensante . Con el No. 115 (dic. 2010) se distribuyó el libro.

Aviso en la revista. Pág. 73.
-
-
-

Actualizó : NTC … / gra. Dic. 22, 2010. 7:48 AM
+++++

jueves, 18 de noviembre de 2010

Yo persigo una forma. Ruben Darío. Colección Un libro por centavos, No. 64, Noviembre 2010.

.
Portal-blog complementario a NTC ... Nos Topamos Con ... .
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.

-
Yo persigo una forma
Ruben Darío
Colección "Un libro por centavos"
No. 64, Noviembre 2010.

Universidad Externado de Colombia y revista El Malpensante

(Click sobre la imagen para ampliarla y hacerla legible. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)

.
Imágenes del libro:
http://picasaweb.google.com/ntcgra/UnLibroPorCentavosColeccionDePoesiaUniversidadExternado#5541094902426324402 y las cuatro siguientes, hacia la derecha.
....
Imágenes y enlaces sobre toda la colección, ver
http://picasaweb.google.com/ntcgra/UnLibroPorCentavosColeccionDePoesiaUniversidadExternado#
-------
Próximamente la edición virtual de libro completo en:
http://portal.uexternado.edu.co/irj/portal/anonymous?guest_user=deccult&NavigationTarget=navurl://d95772461798d87183669b8b73d66645
A la fecha, Nov. 18, 2010, 10:33 PM, en la página solo aparecen hasta el No. 58. Han prometido actualizarla. (Ver más adelante, cruce de mails)*
++++
Sobre el número 63, anterior, y toda la colección (1 al 63), ver:
Las palabras contadas. Oscar Hernández. Un libro por Centavos. No. 63. Octubre 2010.
http://ntc-libros-de-poesia.blogspot.com/2010_11_12_archive.html
+++++++

ENLACES:

*** Sobre Ruben Darío y su obra: http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/dario/ , http://es.wikipedia.org/wiki/Rub%C3%A9n_Dar%C3%ADo , http://www.dariana.com/Dario-poemas.html ,

+++++++

EVENTO RECIENTE RELACIONADO:

*** 5 de Noviembre, 2010. BOGOTA, 7:30 PM

--> "UN LIBRO POR CENTAVOS" , CELEBRACIÓN A LA COLECCIÓN DE POESÍA. De la Universidad Externado de Colombia. Presenta: Juan Manual Roca. Participan los poetas: Renata Durán, Jotamario Arbeláez, Luis Fernando Afanador, Gustavo Adolfo Garcés, Fernando Herrera, Mery Yolanda Sánchez y Omar Ortiz. Tarjeta: http://picasaweb.google.com/ntcgra/UnLibroPorCentavosColeccionDePoesiaUniversidadExternado#5536556178600723186 . Viernes 5 de Noviembre, 7:30 pm. Av. Cra. 24 No. 37-44. Park Way - La Soledad. Entrada Libre. Info: David Trujillo Bustamante, Comunicador Audiovisual Trementina, artes & libros Movil: + (57) 300 614 77 25. comunicacionestrementina@gmail.com . Programación General Nov.-Dic, 2010 en Trementina, ver: Trementina programación Nov y Dic 2010.pdf , http://www.google.com/url?q=https://docs.google.com/fileview?id%3D0B-ABjQmYGMXbNTUzZWU2NzktNWRlZC00NWNhLWFlZDYtY2RkZDMwMjgwYjQz%26hl%3Den&usd=2&usg=AFQjCNGZlB9GxM_ZDCLlzMGjl14GxIXJUQ

++++++

* Cruce de mensajes:

De: NTC ntcgra@gmail.com

Fecha: 10 de noviembre de 2010, 21:48

Asunto: “Un libro por centavos”. Felicitaciones y gracias. Ediciones impresas y virtuales. NTC ... difusión

Para: miguel.mendez@uexternado.edu.co , clara.arango@uexternado.edu.co , angela.vasquez@uexternado.edu.co
Doctores
Miguel Méndez Camacho , Clara Mercedes Arango y Ángela Vásquez
Decanatura Cultural, U. Externado .
“Un libro por centavos


Apreciados señores:

Cordial saludo. De nuevo, felicitaciones y gracias por la maravillosa Colección de Poesía “Un libro por centavos”. Qué gran aporte a la Poesía y a la Cultura colombiana y universal. Les deseamos muchos nuevos logros en estas actividades y larga vida a para la Colección.

Como quizás lo saben, desde que comenzó la publicación hemos hecho seguimiento y difusión de ella. Y de manera especial celebramos su decisión de "subir" a internet el contenido completo de cada número y la Colección completa. Con inquietud vemos que la publicación impresa va, hasta la fecha, por el No. 63 y la virtual solo por el No. 58 . Ojalá pronto pudieran poner al día las versiones digitales las cuales nos interesa seguir anunciando a nuestros suscriptores y colocando los respectivos enlaces en nuestras publicación matriz: http://picasaweb.google.com/ntcgra/UnLibroPorCentavosColeccionDePoesiaUniversidadExternado# . Hoy allí "subimos" unas imágenes con los lomos y los títulos y poetas de los Nos. 1 al 63.

Gracias por su atención.
Cordialmente, NTC … Nos Topamos Con … http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com . Gabriel Ruiz Arbeláez, Director

.

De: DECANATURA CULTURAL dextensionc@uexternado.edu.co

Fecha: 12 de noviembre de 2010 12:51Asunto: Un libro por Centavos

Para: NTC ntcgra@gmail.com

Muy buenas tardes señor Gabriel Ruíz:

Para nosotros es de total grado sus palabras, que recibimos con gran agradecimiento.
Atendiendo a su sugerencia sobre las publicaciones que se encuentran colgadas en la página web de la Universidad Externado, quiero informar que estamos en proceso de actualizar la información que allí se encuentra para brindarles una mejor actualizad de nuestro trabajo en la Decanatura.
Cordialmente,
Natalia Holguín Rangel, Asistente Decanatura Cultural, Universidad Externado de Colombia
Tel: 341 9900 ext. 1480
P Sea amable con el medio ambiente, imprima este correo solo si es necesario
+++++++


Actualizó : NTC … / gra. Nov. 18, 2010. 10:43 PM
++++++
.
-

viernes, 12 de noviembre de 2010

Las palabras contadas. Oscar Hernández. Un libro por Centavos. No. 63. Octubre 2010.

-
Portal-blog complementario a NTC ... Nos Topamos Con ... .
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.

-
Las palabras contadas
Oscar Hernández
Un libro por Centavos. Colección de Poesía. Impresa y virtual.
No. 63. Octubre 2010
Universidad Externado de Colombia y El Malpensate
-

Nuevo logotipo de la colección a partir del No. 60.

EL LIBRO. CARÁTULA
.

Ilustración: Comala de Antonio Samudio (1989)
.
EL POETA.
Fuente de la foto: http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/S/si_digo_extraordinario_es_porque_lo_es/si_digo_extraordinario_es_porque_lo_es.asp . Alli texto del poeta, columna en El Colombiano.

-

.

Nació en Medellín en 1925. Estudió en las Universi­dades de Antioquia y Pontificia Bolivariana. Ha si do periodista desde los 15 años, autor de libretos para radio y de canciones populares, actor de cine, boxea­dor y futbolista en su juventud. Dirigi6 la Imprenta Departamental. Poeta y narrador. Su obra literaria: Los poemas del hombre (1950); Mientras los leños arden (cuentos, 1955); El día domingo (prosas, 1962); Las contadas palabras (1958); Habitantes del aire (1964); Al final de la calle (segundo Premio de Novela Esso, 1965); Versos para una viajera (1966); Las contadas palabras y otros poemas (1996); Despues del viento (2001) y Las contadas palabras y otros poemas (Libro recobrado - Universidad Nacional, 2007).
.
CONTRA CARÁTULA. Texto de Juan Manuel Roca.
(Click sobre la imagen para ampliarla y hacerla legible. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí).

.
CONTENIDO.
Antología realizada por el poeta Juan Manuel Roca.

.Próximamente el libro completo en edición virtual en: http://portal.uexternado.edu.co/irj/portal/anonymous?guest_user=deccult&NavigationTarget=navurl://d95772461798d87183669b8b73d66645 (A la fecha estas ediciones van por el No. 58: grupos: 1 , 2 , 3 , 4 , 5 y 6 . Este No. 63 estará en el grupo 7.)

-

Imagen tomada de http://www.moir.org.co/IMG/pdf/ArtesyLetras2.pdf
Alli: Óscar Hernández, texto de Santiago Mutis Durán sobre el poeta y Poemas (entre otros “Simón Metálico”) .Bogotá 2009. DESLINDE No. 45. Noviembre-­‐‑Diciembre 2009-
----
EN LA REVISTA CREDENCIAL.
(Click sobre la imagen para ampliarla y hacerla legible. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí).

.

Lo más reciente en libros
Revista Credencial (Bogotá - Colombia). EDICIÓN 288, NOVIEMBRE DE 2010
http://www.revistacredencial.com.co/lo-mas-reciente-en-libros_8227860-1
Las contadas palabras
Óscar Hernández
Universidad Externado / El Malpensante. 72 páginas. 2010.

Valga la ocasión para reseñar el muy meritorio trabajo adelantado por esta colección de poetas colombianos, que bajo el título general de Un libro por centavos vende sus ejemplares a $1.000. Sí, leyó bien. Por esa cifra pueden adquirirse los versos de los mejores poetas del país, y algunos latinoamericanos como César Vallejo y Eugenio Montejo. En el caso de este, el número 63 de la colección, su autor es uno de los más injustamente olvidados bardos nacionales, un hombre que desde y con su palabra abrió puertas y ventanas, marcando caminos de renovación para la poesía nacional desde mediados del siglo pasado. Su poema a Bolívar, Simón metálico* , es una de las más bellas metáforas que se hayan escrito sobre El Libertador. (“El más bello poema que se haya escrito sobre el Libertador”. Juan Manuel Roca en la contracarátula del libro.)
.
++++++
-
LA COLECCIÓN: Nos. 1 al 63
(Click sobre la imagen para ampliarla y hacerla legible. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
-

A la izquierda el logo antiguo. A la derecha el logo nuevo a partir del No. 60, inclusive.
.
DETALLES, Imágenes, enlaces sobre la Colección, VER: "UN LIBRO POR CENTAVOS" ,
http://picasaweb.google.com/ntcgra/UnLibroPorCentavosColeccionDePoesiaUniversidadExternado#
++++++
.
ENLACES SOBRE EL POETA
.

Óscar Hernández, texto de Santiago Mutis Durán sobre el poeta y Poemas (entre otros “Simón Metálico”)
Bogotá 2009
http://www.moir.org.co/IMG/pdf/ArtesyLetras2.pdf
DESLINDE No. 45
Noviembre-­‐‑Diciembre 2009
++++
Arcadia - Sep 2007 - Resultado de la Búsqueda de libros de Google
Reseña sobre el libro “Contadas palabras y otros poemas”
+++++
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%93scar_Hern%C3%A1ndez_Monsalve
++++
Las contadas palabras y otros poemas
Óscar Hernández
Las contadas palabras y otros poemas - Resultado de la Búsqueda de libros de Google allí el libro completo.
http://www.divulgacion.unal.edu.co/lecturas_ineditas/proyectos_editoriales/libro_recobrado.html
Óscar Hernández: un rescate
La publicación de este libro, no será una curiosidad bibliográfica sino un acto de justicia. Como se sabe, en casi todos los órdenes de la vida, sobre todo entre los seres humanos, no hay justicia sin memoria. Rescatar del olvido esta obra, asomada con todas sus luces a la literatura colombiana desde finales de los años 40, significa hacer justicia a un escritor que hace más de un cuarto de siglo eligió una especie de silencioso mutis por el foro.
Óscar Collazos
14x21 • ISBN 978-958-701-812-7 • 191 pág • 2007
+++++
+++++
Palabras contadas
Santiago Espinosa reseña Las contadas palabras y otros poemas de Óscar Hernández

Por: Santiago Espinosa
ARCADIA , Edición 24, Sept. 2007. http://www.revistaarcadia.com/opinion/critica/articulo/palabras-contadas/20860

Al revisar los poemas de Las contadas palabras, no es difícil que estemos de acuerdo con lo que dice Óscar Collazos en el prólogo del libro: más que recobrar un título abandonado por la crítica, más que un ejercicio de la memoria por la memoria, lo que ha hecho la colección de la Universidad Nacional es un acto de justicia. Justicia con una obra que a pesar de su extensión –casi 200 páginas–, se presenta como un libro depurado y necesario. Justicia con Óscar Hernández, un poeta que todavía está vivo, y que a pesar del desdén de sus contemporáneos se ha mantenido entero, en pleno oficio por más de cincuenta años.


La totalidad de este volumen, que fue completado por Hernández en 1986, por su espontaneidad y belleza goza de absoluta vigencia, al punto que se podría pensar, en un sano despiste, que estos poemas fueron escritos la semana pasada. Pero esa vigencia, que es la máxima virtud de estos poemas, hace que nos olvidemos de lo más importante: toda la primera parte del libro, titulada como Las contadas palabras, fue publicada en 1958. El año suena tan remoto para unos poemas tan cercanos, que hay que revisar la fecha varias veces. Antes de Rogelio Echevarría y Mario Rivero, el “boom de la poesía urbana”, Hernández ya les había cantado a las calles con todo el desparpajo del ciudadano. En el mismo año de Los amantes de Jorge Gaitán Durán, cuando se anunciaba desde la revista Mito la aparición de un erotismo telúrico en la poesía colombiana, Hernández, en silencio, ya había escrito poemas como Canto a una sola mujer.

De ahí que el rescate de esta poesía no solo sea un regalo tardío. Su reaparición, en circunstancias muy distintas y con poéticas prácticamente opuestas, se parece mucho al descubrimiento póstumo de la obra de Carlos Obregón: nos obliga a reescribir la historia, a abrir caminos inexplorados en una tradición de hacer poesía que entre el descuido y el tiempo, parece que nos guarda lo mejor para después.

Poesía directa y conmovedora, que sorprende. Llama la atención que en poemas largos y cercanos al diálogo, no sobre una sola palabra. Poesía valiente, que asume riesgos como hablar del despecho sin caer en lo cursi, o que en Simón Metálico, dedicado a Simón Bolívar, no solo aparece uno de los pocos poemas al Libertador que se salvan de la hoguera, el poema, sin mayor discusión, es una obra maestra.

No es la poesía de Óscar Hernández la del poeta que inventa un mundo con sus símbolos y obsesiones. Aquí el lenguaje cotidiano, gastado en la conversación de todos los días, se nos presenta tras una cuidadosa alquimia como la más poderosa de todas las armas. En una tradición tan escasa de buenos poetas de tono mayor, con la capacidad de hablar duro sin caer en altisonancias, Óscar Hernández nos muestra un verso violento, que como una catarata de imágenes se abre paso entre la memoria y la imaginación, y deja en la cabeza un ritmo vertiginoso, que queda resonando varias horas después como una suerte de conjuro. Y sin embargo, en medio de lo frenético, siempre aparecen esas insinuaciones de ternura, de aquella suavidad del hombre que no ha perdido el asombro de la infancia.

Después de la lectura, que salvo por algunos poemas, en realidad muy pocos, nos deja la impresión de estar leyendo la antología de un poeta puro, importante, y no un libro convencional que el tiempo dejó de lado. Después de todo aquello surge la pregunta, ¿cómo desaparece de la escena un poeta como Óscar Hernández? La respuesta, por desgracia, parece estar en razones ajenas al ejercicio poético. Por lo pronto, antes de indagar en los motivos de la historia, hay que celebrar una obra que vale la pena revalorar, que merece ser leída y que, gracias a esta publicación de la Universidad Nacional, cuidadosa como toda esta colección, pudo sobrevivir a las triquiñuelas del olvido.
++++++
* Simón metálico

¿Y quién no ha hablado de Bolívar?
¿Y quién no ha dicho que libertó muchas naciones?
¿Quién no conoce en los museos su vieja espada
o la chaqueta de guerra que se quedó detrás de un vidrio?
Todo eso está ya dicho, yo miro el mineral.
Bolívar y sus pantalones de bronce,
sobre todos los parques que libertó en América;
su espada de bronce, su caballo de bronce,
duro el ojo, parado en el último combate.
En todas las plazuelas de la tierra
le está cayendo musgo al padre,
musgo a su espada, musgo a todo su bronce
y a los flancos inmóviles de su caballo muerto.
Y colocan al fabricante de la libertad
una corona de hojalata para que dure unos días más,
se hacen al padre, al bronce y al caballo
largos discursos de hojarasca.
Mil veces han gritado: “El padre de la patria”
y sin embargo, el dueño de los ríos y los potros,
remasca su gloria de opereta,
de vitrinas oscuras, gloria de los rincones y los parques
donde no llega el jardinero sino a abrir su bragueta.
Pobre padre Bolívar, castigado en el bronce.
De aquí no sales más, le dijo el fundidor,
y vació sobre el barro metales derretidos.
A Bolívar le quemaron el alma
los estatueros de las fundiciones.
De aquí nos das un paso, le dijeron tres hombres
cuando lo anclaron bajo un árbol y un pájaro.
Bolívar está muerto, está muerto, está más muerto;
está apretado en su ataúd de bronce
como un grano de trigo entre dos rocas;
Bolívar está muerto en su caballo;
De aquí nos das un paso;
y su bota quedó en el aire suspendida
y su otro paso no lo ha dado jamás.
Las generaciones van todas a los parques.
Años atrás hablaban de la guerra,
nuestra “sangrienta guerra”,
con unos pantalones atados al tobillo.
Daban vueltas a la estatua y ponían
las zapatillas sobre el pedestal
y hablaban mal del tiempo.
Los políticos iban y decían “la patria”
lamían la palabra “República”
a la espera de comerse una sílaba;
y al fin llegaron las niñeras
que dan vueltas a la estatua con un tropel de hijos ajenos.
¿Quién no ha visto la espada de Bolívar
combatiendo al silencio en un museo
y a su pistola muerta disparando epopeyas?
¿Quién no sabe que libertó cinco naciones?
¿Y que empuñó este continente como un sable
desde el puño nudoso de Colombia?
¿Qué fue soldado y tísico?
De aquí no das un paso, caballo de bronce de Bolívar:
los espolines de tu dueño
no punzan más que el viento en sus ijares.
Padre Bolívar de rincón de parques,
estás muriendo nuevamente cada tarde.

***
Simón, alimentado de victorias,
con los cubiertos de la guerra
colgando de sus huesos,
come pisadas de palomas,
intimidad de insectos,
siestas de golondrinas
en los pliegues de piedra de su capa.
Simón, hijo del padre y de espada,
dando albergue a los pájaros.
Simón batalla que envainó los gritos
en todas las cubiertas de los árboles
se nutre ahora de un silencio metálico.
Simón universal, Simón América,
guarda como una plaza fuerte
la sombra de sus parques,
sus invisibles puertas y su hierro.
Conquistador de estanques y de araucarias,
te hemos cambiando el llano por los peces,
los Andes por una niebla oscura,
te cambiamos la espalda por los pinos
y los estribos desbocados por una piedra muerta sobre el césped.
Te dan coronas tristes
cuanto tu estatua triunfa en el crepúsculo,
y por cada batalla con el viento
tienes cien mil cadáveres de hojas.
Oh, piedra resignada de Bolívar,
granito muerto, carne de museo,
polvo de tu guerrera,
Simón Bolívar de sable enmohecido,
libertador de fraguas y cinceles.
En esta América, tuya por tu brazo,
se va a morir tuberculoso el bronce.

Óscar Hernández (Medellín 1925)

Tomado de http://www.hojablanca.net/categoria/correos-del-diablo/
-
También está en:

Las contadas palabras y otros poemas - Resultado de la Búsqueda de libros de Google
----
http://circo-analisis.blogspot.com/2010/08/de-bolivar-y-sus-multiples-batallas.html

++++++
-

Actualizó : NTC … / gra, Nov. 12, 2010. 2:50 PM
++++++

jueves, 21 de octubre de 2010

"El lugar de la espera". Gerardo Rivera. Poesía. Antología.

-
Portal-blog complementario a NTC ... Nos Topamos Con ...
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.
Y a los relacionados en:
http://ntcblog.blogspot.com/2009_10_11_archive.html
.
"El lugar de la espera"
Gerardo Rivera.
Poesía. Antología.
Facultad de Humanidades, Universidad del Valle
Unidad de artes gráficas. Octubre 2010. 286 páginas.

El libro se lanzó y presentó el 20 de Octubre de 2010 en el marco de la FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO PACÍFICO. V-16 , http://ferialibropacifico.univalle.edu.co/ , de Cali
.

14.0 x 21.0 x 1.6 cms

EL POETA
.

Fotografías: María Isabel Casas R. de NTC ...
(Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
.
TEXTO EN LA SOLAPA DEL LIBRO. Imagen más adelante.
.
Vivo en una pequeña casa de guadua y madera, cerca a Cali, después del caserío de Dapa que mira al valle y de los sembrados de te, en la reserva natural de Chicoral.

Escribo siempre de noche para que la poesía no se dis­traiga y llegue feliz a la pági­na en blanco.

A esta hora de estrellas, ¿dónde estarán mis gatos? Mis dos perros duermen y respiran tranquilos al píe de la cama.
.
.
CONTRACARÁTULA.
.
(Click sobre las imágenes para ampliarlas y hacerlas legibles. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí).
-
El mundo en sus palabras es milagroso, pero lo es de una manera reposada, como saben serIo el agua, las perdices, las hojas.
William Ospina.
-
El poeta Gerardo Rivera, con la sabiduría de muchos años bien vividos, ha decantado cinco libros de poemas: A lo largo de las estatuas de octubre, El viajero de los pies de oro, Una nada cubierta de hojas, Anterior a la penumbra y El lugar de la espera. Sus versos nos adentran en el universo imaginario que los inspira. Cada poema suyo, dice William Ospina, es una suerte de experiencia mística poetizada. Una poesía donde se deslizan, con gran delicadeza, verdades metafísicas.
Darío Henao Restrepo.
-
"He aquí, por fin, un poeta que se atreve a ser anticuado, distinto a todos"
Edgar Collazos.
+++++
PRÓLOGO
Por William Ospina
-
La poesía, más que una manera de escribir, es una manera de sentir. Por eso, mucho antes de que Gerardo Rivera comenzara a escribir estos poemas ya sabíamos que era un poeta, y podíamos vivir la plenitud de su poesía, la riqueza y la gracia desconcertante de sus inventos verbales, esa curiosa manera de reinar por el lenguaje sobre los azares de la realidad. Ese secreto del poeta, como en las cortes antiguas, lo saben su rey y su ayuda de cámara, su príncipe y su maestro de capilla, su princesa y ese eterno aspirante a una dignidad que no sabría honrar. Recuerdo unas tardes verdes de hace veintitrés años, cuando Gerardo nos mostraba los poemas de Hans Hans, un poeta inexistente y fecundo que estaba agonizando en Belgrado. Había dejado una obra intensa y breve de la que yo escribí un prólogo deleznable hoy afortunadamente perdido. Recuerdo a Gerardo cuando regresó de su viaje a Hungría y nos llenó las veladas de bosques con faisanes y restaurantes decrépitos apenas sostenidos por el trémolo de los violines. Lo recuerdo con su curvo bastón de caña, comprado en los mercados de Budapest, caminando por la avenida sexta bajo la lluvia de los guayacanes amarillos de otra década. Y también recuerdo las intensas veladas que vivimos cuando volvió de Grecia, y nos hablaba de los cuarticos blancos de Praga y de los muelles de Igumenitza, de playas donde había un muchacho griego con un pulpo adherido a su cuerpo entre las aguas de un azul de tinta.
.
Gerardo se negó por años a escribir algo más que cierta balada a la que llamó La vaca aritmética, las ondulaciones en casi haikú de la luna en el agua de la luna del agua, y un populoso monólogo de Lady Macbeth preparando la recepción para Duncan en un castillo atareado de criados y de cuervos, de niños que se hurgaban las narices y de calderos exigiendo abrasivos. En vano le pedíamos otros poemas. Como Adolfo Montaña, como José María Barrero, obturaba sus oídos con cera de abejas para no oír la voz de las sirenas fatales que invitan al naufragio mortal de tejer versos. Pero un día en Chicoral salió a caminar por las montañas brumosas y al parecer el sol salió y derritió el sello de Ulises y la sirena cantó. Desde entonces la poesía de Gerardo también se convirtió en poemas, y yo quiero afirmar aquí que cada poema suyo es una suerte de experiencia mística.
.
Pero ¿de dónde procede el poder de estos poemas, su intensidad, la verdad que nos entrega incluso en sus juegos más atrevidos? Tal vez es cierto que la verdad está en el tono, en la reposada intensidad, en la íntima convicción de quien habla. Si ello es así, entonces a lo largo de los años Gerardo no desarrollaba sus destrezas literarias escribiendo versos sin fin, como tantos poetas, sino formando una experiencia del mundo, una actitud como de monje oriental, la capacidad de detener la mirada en cada cosa, y de encontrar en cada cosa todas las cosas. ¿Qué puede ser el universo sino "Ese río de tórtolas y semillas" de que nos habla en un poema, esas voces que / Algunas veces son pájaros / Algunas veces son estrellas / Y la eternidad / Con su abrigo de luz / que va dando sus brincos / De gato / Sus bostezos de conejo? El mundo en sus palabras es milagroso, pero lo es de una manera reposada, como saben ser lo el agua, las perdices, las hojas. Está lleno de cosas comunes arrebatadas a la cotidianidad y sorprendidas en flagrancia. En ese mundo suyo por el hueco / de la luna / saltan hacia el cielo / los gatos. A Gerardo, para decirmos la melancolía de todo lo que fue, le basta este giro: Detrás de las escaleras / está ahora el bosque amarillo. Para nombrar la muerte le basta decir: Hay gentes / sentadas en sillas vacías / en los muebles de la lluvia / te miran y no hablan. Para hacernos creer en una tierna circunstancia perdida en la historia, en un momento de la vida de una mujer del medioevo, construye estas precisiones conmovedoras: Gúdula de Utrech / de los tejados de Lieja /No te levantes todavía / Todavía hay mucha neblina / En la huerta y sobre los prados / Hoy es 15 de marzo / de 1273/ Acuérdate / Tienes que ir al mercado.
.
Sólo hay una cosa que Gerardo no mira y son los espejos. Tal vez eso nos dé la clave del tono de su poesía y de la intensidad que tienen en ella las cosas, las formas del mundo, los milagros de la realidad. En esta poesía lo humano es sólo una parte humilde de lo que existe. Lo humano está sobre todo en la mirada, en la simpatía con las pisadas del gato que van dejando un rastro de belleza sobre la tierra, en las tenues reconvenciones que una voz casi sin cuerpo les hace a las estrellas y a Dios y a las sillas que nunca se cansan de esperar a alguien que les dé su sentido. Yo diría que sólo quien se mira tan poco a sí mismo puede ver con tanta intensidad el mundo. Pero no soy yo quien vino a decir sus poemas. Sé que me está vedado añadir más palabras a la magia poderosa y a las geometrías secretas que hay en ellos. Impúdica, públicamente quiero agradecer la poesía que Gerardo ha traído a nuestras vidas, las muchas horas en que el lenguaje se ha exaltado en fiesta y pasión, en compañía y milagro. Y quiero pedir la ayuda de Apollinaire para celebrar las muchas veces en que nuestro vaso ha estado lleno de un vino que tiembla como una llama; las muchas veces en que el vaso se ha roto como una carcajada.
.
EL LANZAMIENTO.
(Click sobre las imágenes para ampliarlas y hacerlas legibles. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
.
La mesa
William Ospina, presentador, Gerardo Rivera, el poeta, y Edgard Collazos, moderador
-

Un libro necesario como el agua: ‘El lugar de la espera’, de Gerardo Rivera *
Por: William Ospina

El Espectador . com Opinión 23 Oct 2010 - 8:00 pm

A LO LARGO DE UNA TIBIA NOCHE DE verano John Keats oyó en el canto del ruiseñor el secreto de la naturaleza, el contraste entre la fugacidad de los individuos y la eternidad de las especies. William Blake aconsejaba ver la labor de los siglos en un grano de arena y el infinito en una flor silvestre. Emily Dickinson no tuvo que salir de su jardín para conocer la eternidad, los palacios del goce y el fulgor del infierno. Walt Whitman dijo que la vaca que pace con la espalda inclinada supera a todas las estatuas, que la madreselva podría adornar los salones del cielo y que un ratón es un milagro suficiente para confundir a millones de incrédulos.

Por todo eso Robert Graves afirmó que la más antigua diosa, cuyo espejo es la Luna, confió a los poetas las verdades profundas del mundo, y dejó lo menos importante en manos de los necios y de los frívolos, que saquean y depredan, que acumulan y clasifican, que arrebatan y aniquilan. Mientras haya alguien percibiendo el misterio de las cosas, los secretos del agua, de los bosques, de la oscuridad y de la memoria, el mundo estará a salvo, aunque los demonios se afanen en traficar con sus armas y sus venenos.

Y en un poema nunca olvidado de John Milton, que medita por qué le fue dada la ceguera, y que empieza diciendo “Cuando yo considero cómo mi luz se ha apagado/ antes de la mitad de mis días en este oscuro, inmenso mundo”, aparece al final esta aproximación al destino del poeta: “Miles de mensajeros se afanan por la tierra y el cielo cumpliendo el gran designio, pero también lo sirve quien sólo está y espera”. Ese podría ser el sentido del nombre de este libro que recoge toda la poesía publicada hasta hoy por Gerardo Rivera: El lugar de la espera. Este libro es la revelación profunda de un gran poeta y de una poderosa poesía.

Algo significa el musgo que cubre las piedras, la violenta luz que gasta las cosas, lo que trazan las alas en el viento sobre los estanques. La eternidad, que es otro de los nombres de Dios, no sólo produce sin cesar enigmas y estrellas: a veces produce una mano que aparta el velo, una voz que descifra el silencio, una mirada que entiende la sombra. El poeta nos da de pronto nombres nuevos y más cercanos para todas las cosas, nos revela el dolor que hay en los objetos, el consuelo que hay en la música, las estrellas que hay en la muerte. Y un mundo donde todo era agobiante y misterioso se va volviendo asombroso y dulce y lleno de significación.

Leyendo estos poemas de Gerardo Rivera sentimos que una nueva lógica está entrando en el lenguaje, que una mirada más sutil se abre en nosotros; al mundo lo aprueba de pronto una sonrisa más lúcida, el bien se torna más escéptico y el mal más refinado. No es una poesía convencional e ingenua que al pan lo llama pan y al vino vino. Aquí nada es del todo lo que parece: toda luna tiene un envés de sangre o de hierba, todo gato se desliza en humo y acechanza, todo libro es un laboratorio de operaciones mágicas. El amor cubre de nombres falsos las cosas, las piedras quieren besar labios de oro, una ansiedad de amor recorre los metales y las montañas, los delirios y los mecanismos; y todo origen se curva en ayeres, y toda habitación se desfonda en selvas y recuerdos.

Un libro que acaba de aparecer puede ser sin embargo viejo como las estrellas y hondo como la memoria. Todo en este libro de Gerardo Rivera nace de un recuerdo preciso pero se dilata en relatos impersonales como los que cuenta la lluvia en los tejados. Nos recuerda que el mundo está lleno de murallas de sangre y de bodegas de hambre, y de reyes y potestades que se alzan de hombros ante tanto desamparo y tanto dolor. El poema nos muestra cosas que no puede explicar nuestra filosofía: “Los negros charcos/ donde las flores del tigre caen y crecen”. Hay en estos versos una negra fecundidad produciendo prodigios serenos, joyas de sombra.

Con libros como éste podrían cantar y rezar siglos de seres humanos. Recordar lo que había cuando aún quedaban en el mundo esos grandes tesoros de los que ahora huye y a los que combate desesperada la civilización: el silencio, la noche y la ausencia. Porque esos son los reinos que debe custodiar el poeta, esas cosas aparentemente improductivas que son las que produjeron todo, esas cosas aparentemente imprácticas sobre las que reposa toda la eficiencia del mundo. El poeta va en sentido contrario, es el gran radical, y mientras todos suben hacia el fruto él desciende hacia las raíces, y oye las bocas de los manantiales, y siente lo que germina en el corazón de las piedras.

El lugar de la espera, que acaba de publicar la Universidad del Valle en sus 65 años, es uno de esos libros que no están escritos para todos sino para cada uno; nadie verá en sus poemas lo mismo que ve otro. Es el milagro pleno de una escritura tan antigua como Homero y sin embargo tan atrevida en formas y libertades como las nubes del último atardecer. Cada quien necesita de esta poesía para dialogar consigo mismo y con el mundo, para volver a agradecer, desde el horizonte de esta edad que ya nada agradece.
* Nota de NTC … : texto leído en el evento de lanzamiento del libro, que aquí se presenta.
---
INTERVENCIONES
VIDEOS: Próximamente.
-
AUDIOS
*** Presentación de William Ospina (8:23 min):
.
*** Intervención de Gerardo Rivera y lectura de poemas (24:06 min):
http://www.goear.com/listen/7e777fe/poemas-gerardo-rivera
++++
FOTOGRAFÍAS:
Album:
http://picasaweb.google.com/ntcgra/GerardoRiveraElLugarDeLaEspera#
Album en diapositivas:
http://picasaweb.google.com/ntcgra/GerardoRiveraElLugarDeLaEspera#slideshow/
-------
Algunas fotografías.
(Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí).
.
El poeta de cuerpo y corbata enteros.
.
Firma de dedicatorias en los libros.
. Firma de dedicatorias en los libros.
.
José Zuleta, Gerardo Rivera, Alberto Guzmán Naranjo (compositor y director asociado de la Filarmónica de Cali) y William Ospina
.
Juan Gustavo Cobo Borda y Gerardo Rivera
.
Gerardo Rivera (der.) y Gabriel Ruiz (de NTC ...)
++++++++
.
Imagen utilizada por NTC ... en las invitaciones al evento.
.
La foto del poeta es de Febrero de 2007: http://ntcblog.blogspot.com/2007_02_25_archive.html . Cámara: María Isabel Casas R. de NTC ....
+++++
Actualizó: NTC … / gra . Octubre 21, 2010, 11:33 AM
++++++
.














.

domingo, 17 de octubre de 2010

El clamor de la clepsidra. Carlos-Enrique Ruiz. Poemas. Aleph 2010. Edición virtual NTC ...

-
Portal-blog complementario a
NTC ... Nos Topamos Con ...
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.
Y a los relacionados en:
http://ntcblog.blogspot.com/2009_10_11_archive.html
----


El clamor de la clepsidra
Carlos-Enrique Ruiz
POEMARIO
Ediciones Revista Aleph (7), http://www.revistaaleph.com.co/libros-cer/443-comentario-de-primera-lectura
Primera edición impresa: agosto de 2010 . 166 pp
. Primeras ediciones virtuales NTC ...: Octubre 17, 2010.
.
CARÁTULA.
Ilustración: Bordado en tela, de indígenas (México 2008)
(Click sobre las imágenes para ampliarlas y hacerlas legibles. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
.


Dedicatoria: para: Livia

-

Número 7 de la serie "Ediciones Revista Aleph" http://www.revistaaleph.com.co/libros-cer
Diagramación: Andrea Betancourt G.
Carátula: bordado en tela, de indígenas (México 2008)
Impresión: Editorial Andina – Manizales, Col.
Ediciones Revista ALEPH, ISSN 0120-0216
http://www.revistaaleph.com.co/ , cer@revistaaleph.com.co
Carrera 17 No.71-87, Manizales, Colombia, Sudamérica
++++++

EL POETA
Foto y texto en las las solapas.
Carlos-Enrique Ruiz (Manizales, Col., 1943). Ingeniero de Caminos. Director-fundador de la revista Aleph (1966 - ...), con 44 años de existencia y 154 ediciones al tercer trimestre de 2010. Profesor emérito, honorario y „especial ad-honorem‟ de la Universidad Nacional de Colombia. Miembro correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua. Se ha desempeñado como director de la Biblioteca Nacional, en la dirección universitaria y profesor siempre. Doctor h.c. en Humanidades de la Universidad de Caldas. La biblioteca central de la Universidad Nacional de Colombia (Manizales, Campus-la-Nubia) lleva su nombre ( 1 ) , asignado por resoluciones del Ministerio de Educación Nacional y del Consejo de Sede. Director de la "Cátedra Aleph" en la UN.

Autor de: "Decires" (Manizales, Col., E. del A., 1981), "Imaginería de caminos" (recopilación de escritos de los años ochenta: Decires de otra gesta, Memoria de la ciudad, Imágenes del decir, Imaginería de caminos, Aquellas pequeñas cosas en el asombro de la vida, Este agradable olor a manzana, Fulgor sin estrellas en el pecho, Fuga en el tinte del recuerdo, Camino sobre huellas indescifrables. Manizales, E. del A., 1989); "Sesgo de claveles" (Ediciones Sanlibrario, Bogotá 2004); "Nociones del vigía" (Ed. Sanlibrario, Bogotá 2005); "Las lluvias del verano" (Ed. Revista Aleph, Manizales 2006); "Tregua al amanecer" (Ed. Revista Aleph, Manizales 2007); "Cien años en el espejismo de la nostalgia" (Ed. Revista Aleph, Manizales 2007); "Reportajes de Aleph – Selección" (Ed. Universidad de Caldas, Manizales 2007); "Los signos de la espera" (Ed. Revista Aleph, Manizales 2008); Matilde Espinosa en la contienda de vida y poesía (Ed. Revista Aleph, Manizales 2009); "El velo de la ensoñación" (Ed. Revista Aleph, Manizales 2009); "Educación y humanismo en la vida universitaria" (Ed. Página Maestra Editores, Bogotá 2010). Ensayos, artículos y poemas suyos se han acogido en algunas revistas internacionales.

-----
Comentario de primera lectura

Por Cecilia Balcázar de Bucher

He leído con gran atención y de un tirón El clamor de la clepsidra; felicitaciones por esta proeza poética. Con cierta timidez de mi parte, aventuro unos comentarios de primera lectura:

Es un poemario de una unidad de tono del principio hasta el final. Son poemas cargados de experiencia, de nostalgia, y también de desencanto. Hay un trasfondo de ausencia, de vacío, de lo que no está o no fue; de remembranzas.

Se registra el paso inexorable del tiempo con cierto desapego, sin angustia. Se percibe una esperanza retenida en el aparecer de otras dimensiones. Es una dolorosa peregrinación impregnada de lirismo, con cierto dejo de elegía que sugiere por momentos como una marcha fúnebre solemne y acompasada, en su decurso épico; en clamor por el destino incomprensible de la especie y de su relación ignorada con el cosmos. Hay un contrapunto sostenido entre lo perteneciente a lo humano y la omnipresencia de una naturaleza autónoma que es más que el escenario de los actos. El lenguaje y el silencio se entrecruzan y oponen en diversos encuentros. Hay un escepticismo sobre la posibilidad del verdadero diálogo; sobre el engaño de la pasión y una sobria y medida valoración de algún tipo de amor.

El poeta, como un espectador, pasea su mirada inquisitiva por los distintos escenarios de la condición humana; de su tragedia y de su desesperanza. La salvación tiene sinembargo su punto de encuentro en la belleza de mundos ajenos a lo humano.

Cecilia Balcázar de Bucher (Miembro de Número de la Academia Colombiana de la Lengua, profesora universitaria y de la directiva mundial del PEN-Internacional) Bogotá, 03 de julio de 2010
--------

Textos en la contracarátula:
.
"Magnífica y sorpresivamente expresados el poder transitorio del hombre, el misterio del tiempo, las huellas indescifrables de la paradoja humana que encarnamos, el angustioso final marino de esperanza desesperanzada, frente a la insondable inmensidad a que nos llevan los ríos cantados por Jorge Manrique." Carlos Martín (1986)
.
"Es el testimonio patético del destino de un hombre, en tiempo completo pensando la brega cotidiana, la naturaleza pródiga, el medio humano, cálido y esquivo; en sus claridades y oscuridades; sus revelaciones y ocultamientos que el milagro de la poesía ha logrado conjurar con el embrujo de la palabra acrisolada en la emoción del sentimiento, por ella acogida... / Sobra decir que mi lectura de los poemas no termina; la afortunada experiencia de acercarnos a ellos nos abre las puertas de la tierra prometida: el mundo simbólico de la poesía verdadera, supremo espacio de confluencia del entendimiento y el sentimiento..." Luciano Mora-Osejo (1989)
.
"… Y qué poemas los tuyos, como el rumor de un silencio sagrado." Gabriel Restrepo" (2010)
.
"…cómo me alegra ver esa profusión de metáforas serenas y profundas; me gustan estos versos tuyos,…" Nelson Vallejo-Gómez (2010)

+++++++

Ediciones virtuales del libro completo.
Agradecemos al poeta y autor el envío del libro y la autorización para publicarlo-e. Con mucha alegría celébramos su nuevo poemario y su trascendental y amplio quehacer humanístico.
.
*** Formato .pdf en Documentos Google:
Ruiz, Carlos Enrique. El_clamor_de_la_clepsidra.pdf
https://docs.google.com/fileview?id=0B-ABjQmYGMXbNDFiMmRlZGEtZDEzZC00ZjIxLWIwNTctMzNkYjIxMThkYjAy&hl=en
-
*** Formato .pdf en ISSUU:
El clamor de la clepsidra. Carlos Enrique Ruiz. Poemario
http://issuu.com/ntcgra/docs/carlos.e.ruiz.poemas2010
+++++
.
ENLACES NTC ... sobre el Autor y sus obras:
.
*** jueves 23 de abril de 2009
Matilde Espinosa en la contienda de vida y poesía ,
http://ntc-libros-de-poesia.blogspot.com/2009_04_23_archive.html
-
*** martes 16 de marzo de 2010
Educación y humanismo en la vida universitaria. Carlos-Enrique Ruiz.
http://ntc-narrativa.blogspot.com/2010_03_16_archive.html
-
***
+++++
Actualizó: NTC … / gra . Domingo, Octubre 17, 2010, 8:13 AM
++++++
.