lunes, 1 de noviembre de 2021

Mi reino por este mundo. Los poemas de la vida. Jotamario Arbeláez. Todos sus libros. Editorial Universiadad del Valle. Cali, Valle. Colombia

 Publica y difunde: NTC …Nos Topamos Con … 

http://ntcblog.blogspot.com * ntcgra@gmail.com . Cali, Colombia

.

Mi reino por este mundo
 Los poemas de la vida

 Jotamario Arbeláez 

Todos sus libros. Compilación
Primera edición, octubre 2021. 780 páginas
Programa Editorial Universiadad del Valle
Cali, Valle. Colombia  

.
SE PRESENTÓ 
CON LA PRESENCIA DEL POETA 
EN LA 
FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE CALI 
FILCali, 2021
el 30 de octubre de 2021, 5.00 PM
Presencial y VIRTUAL
.

VIDEO del evento completo
01:23:36, en Facebook
Incluye la intervención de Armando Romero
+++++
INTERVENCIÓN DE 
ARMANDO ROMERO
VIDEO EN YOUTUBE 00:07:54

TEXTO

Mi querido Jota,

Decía un poeta argentino con nombre de ciudad, que la mejor manera de hacerle llegar una carta a un amigo era encontrárselo en la calle y sin que se diera cuenta poner la carta en su bolsillo, y luego despedirse como si nada. De esa manera la carta nunca llegaría a su destino. Yo, previniendo eso, he procurado hoy no estar en Cali, que la ruana de Villa de Leyva que vistes no tenga bolsillo, y que la carta que te escribo sea humo electrónico desde Cincinnati. Así que aquí estoy, bajo el signo de las tres cruces, invitado a celebrar con estas palabras el alto valor de tu poesía, de tu ser como poeta y amigo.

Ya es en el tiempo donde se enreda lo mejor de nuestra infancia, esos recuerdos limpios que compartimos en el viejo barrio de San Nicolás (donde ambos nacimos), en el barrio Obrero (donde ambos vivimos), en esa escuela de San Nicolás (donde ambos asistimos), en ese Colegio de Santa Librada (donde ambos apedreamos la literatura), en la magnífica aventura del nadaísmo (donde ambos hasta hoy vivimos).

Ya es en nuestra imaginación desde donde surge, en los días de Cali, década del 60, ese ayudar a Gonzalo Arango y a un grupo de muchachos inconformes, a crear un mundo de palabras e ideas, las cuales al entrechocar hacen surgir las chispas que dan ignición a las proclamas, de “disparar contra las palomas del Espíritu Santo”, “aprender a no llegar para cumplir con un destino”,  “desacreditar el orden”. Es decir, la revolución sin patas.

Y ya es desde la poesía por donde emerge hoy este libro que es “Mi reino por este mundo”, reino que se extiende por memoria e imaginación, y que va raudo a ser “nuestro reino por todos los mundos”.

¿Cómo es posible ser poeta toda la vida y no sentir que se le gasta a uno la suela de los zapatos?

La respuesta viene con la pregunta, así como la poesía viene con la libertad de hacerla, con el amor de no contestarla. Y he allí, al poeta Jotamario Arbeláez, quien hoy se nos presenta dentro de su libro de poemas que es toda su vida, una vida que se entrega generosamente al lector que somos para que con nuestra presencia hagamos posible que se construya en la realidad visible y tangible de nuestra palpable fantasía.

Pero quiere nuestra fortuna que también estés hoy tú aquí, Jotamario Arbeláez, en Cali, para recibir nuestro abrazo al saberte creador de la imagen de tu ser en palabras, en este libro escrito desde tus zapatos hasta el halo que se enciende de gozo y placer en tu cabeza.

Nadie como tú sabe lo que es una verdad suprema, Colombia no necesita violencia, necesita poesía. Lastimosamente no podemos con nosotros mismos. A tumbos venimos desde la Independencia castigándonos con el odio, el resentimiento, la división del país entre rabiosos y rencorosos. Qué feos somos cuando nos miramos en el espejo de dos caras, la una peor que la otra. Afortunadamente allí estás tú sosteniendo en tus manos de palabras la tercera cara del espejo, la que habla de amor y se conjuga en poesía. Porque sólo unos pocos llamados a ver comprendieron que nuestra actitud, nuestra empresa nadaísta no era un juego de muchachos saltarines, sino un profundo acto de amor por Colombia, por el ser que somos en esencia.

Por eso, abanderados en declarar una guerra violenta contra la violencia utilizamos  el mal para combatir el mal, el bien para combatir el “bien” de los poderosos, el humor para combatir la “risa” de los señores del poder, la santidad para combatir a los perversos hombres de la iglesia, la locura para combatir la salud de los acaudalados, la genialidad para combatir la estupidez de los que se matan por orden de la sinrazón.

Y de allí nace y crece y se reproduce tu poesía. Qué maravilla es ver cómo se eleva al cielo y se sumerge en el mar y se entierra entre montañas esta ceiba de  versos, que ahora tenemos en nuestras manos, alimentada por la savia de la poesía. La poesía que pone sus dos manos como alas para detener la hecatombe, a la vez que nos llena del inmenso placer de la belleza, unida a una fe por la vida.

Todos los caminos que recorre el poema desde que ganó la libertad de las rimas y de las estrofas y se dejó llevar por vientos y huracanes de metáforas e imágenes, encontraremos en las páginas de este tu libro magistral, único. En él se pasean así las diversas vanguardias literarias que en el siglo XX no tuvieron cabida en nuestro país hasta la llegada del nadaísmo. El fuerte tono coloquial de tus poemas, alimentado por el humor y las virtudes de lo sensible, paso a paso nos permite construir el castillo donde habita tu voz lírica. Asimismo, tu prosa vuelta poesía consigue que caminemos explorando todos los espacios donde moran los seres amados, compañeros y compañeras del viaje de tu ser poeta. Y es ese amor el que te impide cambiar todos los reinos por la presencia de este mundo.

Mi querido Jotamario, hermano, poeta, tanto te debo desde aquel entonces cuando confiaste que ese muchacho de tu barrio, de tu escuela, de tu colegio, estuviera hoy, al lado del río Ohio, celebrando en Cali lo espléndido de tu poesía, la luz de tus palabras que resplandece sobre todo lo que toca, a brochazo limpio de belleza, para no olvidar nunca esos monjes que somos, con los zapatos en la cabeza.

++++

NTC ... ENLACES (En cnstrucción): 


JOTAMARIO, Mi reino por este mundo. 

Premio Nacional de Poesia 1980.

Bogota: La oveja negra, Golpe de dados, 1980.

RESEÑA

Por Armando Romero,  University of Pittsburgh.

NTC … Tomada de:

Vol. XLIX, Núm. 123-124, Abril-Septiembre 1983

https://revista-iberoamericana.pitt.edu/ojs/index.php/Iberoamericana/issue/view/165

https://revista-iberoamericana.pitt.edu/ojs/index.php/Iberoamericana/issue/view/165/showToc

PDF del texto:

https://revista-iberoamericana.pitt.edu/ojs/index.php/Iberoamericana/article/download/3823/3992

 Copia y pegado EN BRUTO, por coregir y editar ,,, ) 

JOTAMARIO, Mi reino por este mundo. Premio Nacional de Poesia 1980. Bogota: La oveja negra, Golpe de dados, 1980.

Cuando el movimiento nadaista surge en Colombia en el aiio 1958, poco era lo que en este pais podia considerarse como vanguardia literaria. Los esfuerzos de Luis Vidales en 1926 con la publicaci6n de su libro Suenan timbres, los toques y retoques sonoros de León de Greiff a lo largo de su obra, y la voz de los poetas de los grupos "Cuadernicolas"  y "Mito", no fueron suficientes para aplacar los deseos de destrucci6n/construcci6n que comenzaban a aparecer entre los escritores y poetas colombianos. Deseos e impulsos que no eran muy diferentes a aqueIlos que habian alimentado a las vanguardias europeas y latinoamericanas.

 El Nadaismo es, pues, el primer grito vanguardista colombiano que tiene cuerpo de grupo y aliento de generaci6n. Sin embargo, llega despues del florecimiento de las vanguardias, con su doble cara de novedad y de vejez, de alli su actualidad (va a influir en muchos grupos de vanguardia en la decada del sesenta en Argentina, Ecuador, M6xico, Venezuela) y su destemporaneidad (sera considerado por mucho tiempo como un remedo grotesco y provinciano de las vanguardias europeas por la inteligencia colombiana).

 Jotamario (1940) es uno de los primeros poetas en adherirse al movimiento nadaista. Proveniente de los barrios obreros de Cali, mezcla de proletariado y clase media baja, este poeta traeri toda la rabia y frustraci6n que la violencia politica de 1940 a 1960 habia dejado en su generaci6n, y que no se podia traducir mas que en un profundo escepticismo frente a los valores de la sociedad colombiana. Asi, sus primeros intentos de escribir una poesia social, a finales de la década del cincuenta, se ven superados por un descubrimiento y sumergimiento en las prácticas neo-dadas y surrealistas, que de cierto no habian hecho escuela en la literatura colombiana. Pero estos juegos experimentales no le impediran meter sus versos en los moldes mis o menos tradicionales del verso libre, y es desde alli donde empieza a surgir una poesia de calidad siempre ascendente.

Sus poemas, publicados en diarios y revistas de Colombia y otros paises latinoamericanos,

merecen la atenci6n de poetas como Aldo Pellegrini, quien lo incluye

en su Antologia de la poesia viva latinoamericana, Barcelona, 1966; Ernesto Cardenal,

con quien sostiene una larga correspondencia, y Juan Sanchez Peliez, entre

otros. En 1965 publica su primer libro El profeta en su casa donde intentar6

rescatar todos los elementos que conforman el mundo de su infancia y adolescencia.

Son poemas escritos con un lenguaje directo, conversacional, donde ya se

notan algunos de los elementos preferidos por su hacer po6tico: las aliteraciones,

las paronomasias, los juegos de palabras. Todo esto en un ir y venir de G6ngora

a Quevedo, de Huidobro a Breton, pero metiendo por en medio su voz muy personal

y autdntica. Lastimosamente este libro circul6 muy poco por problemas editoriales

y no pudo en realidad lograr el reconocimiento critico que merecia.

Desde ese entonces Jotamario no publicara ningin libro de poemas hasta el

volumen que aquf nos ocupa. Su obra continuard circulando en revistas y peri6-

dicos, pero poco a poco, a partir del afio 1972 cuando se produce la iltima crisis

del movimiento nadaista y se declara en receso o <<hibernaci6n> como 61 mismo

lo sefialara, dejar6 de publicar sus poemas y concentrar6 sus esfuerzos en rescatar

la obra de otros escritores nadaistas y en filtrar de su material po6tico lo que no

le era itil o valioso. De alli saldr6 Mi reino por este mundo a ganar el Premio

Nacional de Poesia en 1980.

Ya desde el mismo titulo Jotamario nos habla de la inmediatez de su esfuerzo,

del agobiante poder de una existencia gastada (quemada) al minuto, desperdiciada

en eso que se Ilama vivir. Sus poemas nos empujan dentro de esa espiral de la

vida cotidiana, sin temor a sus prosaismos e incongruencias. Y aunque el poeta no

busca el absurdo por el absurdo mismo, es decir, no trata de poner patas arriba

a la realidad, la cercania a una otra y personal realidad lo lieva al absurdo, donde

un humor ir6nico (a veces corrosivamente negro) dari salida a los seres oscuros

que la habitan.

Centrada en el propio yo po6tico, esta poesfa vuelve sus armas contra el narrador-

poeta que la vive, actia y escribe. El poeta hace de su propio ser, con pelos

y sefiales, ficci6n en la realidad del poema. En ello es confesional e intimista.

Veamos su poema <El profeta en su casa : <Vivo en un barrio obrero, en una casa

vieja, en pantuflas, / y sobre la misma mesa donde mi padre por las noches /

corta los pantalones que ha de entregar al otro dia / para que los nueve que somos

quepamos en el comedor, / para que el techo no se desplome por las lluvias, /

para que en nuestros pies brille el betin de la decencia, / escribo mis poemas

herm6ticos, trastorno la gramatica, / me doy en poseer un mundo que no tengo, /

leo a Paul Valery y a Tristan Tzara (p. 75).

Dentro de este mundo la infancia estar6 siempre presente con sus idolos y

demonios, con sus olores y sus dolores, con esa alegria de una felicidad fugitiva y

la creciente agonia de una necesidad de rebeli6n que tratar6 de conservar lo esencial,

lo inmaculado dentro del mundo que se desintegra pero s6lo para volver a

integrarse, ya sea en el amor, la amistad o la risa c6mplice. Es necesario destacar

a dos figuras siempre presentes en esta continua danza de caos y orden: el padre

 

y la madre del poeta. Ellos se plantan en la espina dorsal de su poesia y le dan

la solidez humana que necesita para hacerse mayor. Ya entonces no habra problemas

para salir a la calle, para enfrentar al mundo con toda su algarabia. Los

valores del afecto paternal le permitiran al poeta ponerle el punto a la jota: <<Padre

/ Con esta mano que me diste / Bendigo el mundo que me diste / Gracias

te doy por la obra de tus manos / Y por la obra de tu amor> (p. 80). Y en un

poema mas adelante afirmar: <<Cada dia me parezco mas al vivo retrato de mi

padre / pintado al lipiz / el retrato de cejas mis pobladas que han visto pintadas

mis ojos / por lipiz de sombra> (p. 83). Identificaci6n que es un rescate profundo,

una verdad a pufio.

Pero el poeta va a la calle y alli encontrara a la mujer amada, quien dard

entrada a Eros con su orquesta mel6dica. Pero es tambien el amor circundado y

animado desde lo cotidiano. No hay aquf hadas ni musas ni seres migicos, sino

mujeres en carne y hueso que hacen el amor como la comida y pasean sus cuerpos

entre cerros y avenidas. Y ya no sera la loca Nadja aventandose al infinito

sino la loca Simona Coral que queria simplemente ir a Praga. Sin embargo, bien

dentro de la tradici6n del mejor surrealismo, en la poesia de Jotamario la mujer

sale ganando a pesar de que, desobedeciendo a la ortodoxia, el poeta brinque de

cama en lecho. Y es importante hacer notar tambien que hay, a nuestro juicio,

mucha ternura en esta poesia poblada de tantos personajes contradictorios, de toda

una vida citadina en combusti6n. Pero esta ternura que nos lleva a una pureza

esencial no viene de un fAcil misticismo a flores abiertas, sino de una lucha entre

angeles y demonios, de la victoria ardiente del amor.

Mi reino por este mundo es, sin lugar a dudas, uno de los mejores libros de

poesia publicados en los filtimos afios en America Latina y pronto, de eso estamos

seguros, encontrara el eco que merece dentro de la critica literaria. Juan Gustavo

Cobo Borda, jurado en el concurso nacional de poesia otorgado a Jotamario, decia

que estos poemas <<Llenos de humor, y de piruetas mal6volas, no s6lo abofeteaban

con garbo las dos mejillas empolvadas de la poesia colombiana sino que le

permitian, por fin, a Jotamario arrojar sus autdnticas granadas de guerra. Autobiografia

ir6nica, erotismo, burla sangrienta, luminosos delirios de grandeza: ellas

estallan, ahora, en el pedestre cielo de nuestra patria, todavia tan boba, todavia

tan necesitada de esta muisica irreverente>.

ARMANDO ROMERO

University of Pittsburgh.


.

M I S I Ó N   C U M P L I D A

Poeta con obra completa 

Jotamario Arbeláez

Facebook del autor, Noviembre 16, 2021.

https://www.facebook.com/jotamarionada/posts/10158357653824135

-

 Publica y difunde: NTC …Nos Topamos Con … 

http://ntcblog.blogspot.com * ntcgra@gmail.com . Cali, Colombia

.